El 66 de Sunset Boulevard+por Adolfo Suárez
cerrar

La novia de Superman se llamaba Margot Kidder y no tenía superpoderes.

Margot Kidder cumplió de sobra sus sueños infantiles cuando interpretó a Lois Lane, la novia de Superman. Pero eso no la dio superpoderes.

  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
  • E-Mail Text Link for Post
  • WhatsApp

De niña quería ser actriz, como muchas, aunque seguramente, si la hubieran preguntado por si también quería ser la novia de un Superman, tampoco le habría parecido mal, como a muchas. Se llamaba Margot Kidder y consiguió ambas cosas, aunque queda para la sección de preguntas sin respuesta si la valió la pena. Margot Kidder fue una de esas actrices de un sólo personaje, que en su caso fue Lois Lane, la novia de Superman, una especie de añadido que había que aguantar para ver las aventuras del hombre de acero, una periodista tan sagaz que no podía descubrir en el tipo de los calzoncillos por fuera a su compañero de trabajo Clark Kent, hábilmente disfrazado por una gafas, que todos sabemos que despistan un montón.

Se supone que Lois Lane debería haber sido la mujer más protegida del mundo, alguien a quien nadie podía hacer daño, teniendo al lado un tipo al que las balas le parecen lo que a ti y a mí las gotas de agua, capaz de volar y de levantar camiones como otros levantamos la taza del café. Teniendo en cuenta que Christopher Reeve acabó su vida sentado en una silla de ruedas, lo que hiciera la vida con su novia no haría si no confirmar que no es que la realidad supere a la ficción, si no que en realidad a la realidad le importa un pito lo que diga la ficción.  Y así, la vida le colocó a Margot Kidder, además de la suerte relativa de convertirse en actriz y de ser mundialmente conocida como la novia de Superman, un transtorno bipolar, del que se negó a ser tratada. Tras protagonizar en 1987 la cuarta película de la saga que había comenzado en 1978, el mundo comenzó a olvidarla y ella se olvidó del mundo. En 1990 sufrió un accidente de coche y estuvo un par de años en una silla de ruedas. En el 92 se declaró en quiebra y en 1996 desapareció durante días para vivir en la calle convencida de que alguien quería acabar con su vida. Aparte de ella, se entiende, viéndola actuar así.

Afortunadamente para ella, Margot Kidder salió de aquello. De hecho, aún anda por la primera muerte, esa tan dulce que sólo ocurre en la memoria de la gente que un día la creyó a salvo y en la cima del mundo, protegida de todo lo malo por un tipo con capa. La novia de Superman ha seguido actuando en la televisión y en pequeños papeles en películas que a lo mejor nuestras siestas han visto de pasada alguna tarde de sábado en Antena 3 o Tele 5, incluso se metió en política, o más bien en actos de reivindicación o recolección de fondos para causas varias. La novia de Superman se llamaba Margot Kidder y no tenía superpoderes, salvo el mayor de todos y que todos compartimos, el de seguir aquí cada día sin superhéroes que nos protejan de lo que a la vida se le ocurra ponernos por el medio.

Meta información

Newsletter